sábado, 29 de septiembre de 2012

Sin más

Deja de engañar, no quieras ocultar que has pasado sin tropezar... monstruo de papel, no sé contra quien voy, o es que acaso hay alguien más aquí...


No lo entiendo,  y algo que se hace latente en mis manos.
Pensé que ya no podía sentir dolor. En eso consiste el libre albedrio, cada uno elige donde ir o donde no, con quien estar o de quien ser amigo. Libre de creer en dios y sus infinitos valores o pensar que todo es terrenal y que lo que vivas es lo que te llevarás puesto...

Hay tantas cosas que dejar, por ejemplo, los fracasos incluso aquellos que no lo son pero así los interpretamos, hacen el mismo daño... ¡Fuera!

El primer mandamiento es no luchar por quien no te quiere ni una pizca, amarle pero primero amarte, no hay mas.

No puedo decir mucho más, tengo un atasco de palabras dentro que no quiere salir... quizás no era el momento










 Me da miedo la enormidad, donde nadie oye mi voz

.




No hay comentarios:

Seguidores