martes, 27 de septiembre de 2011

Todo tiene su fin

Todo da igual, ya nada importa. Todo tiene su fin.

Aunque me duela asimilarlo, ya somos historia.
Me lo vaticinaron y no quise oirlo.
Tarde o temprano esto acabará, Marta
Estais rompiendo muchas leyes de convivencia.

No eramos como el resto, las normas de los normales nos decian muy poco.
Era perfecto salvo en la mentira, que es una causa más que suficiente para despedirse.
No tengo equilibrio contigo, mi amor, soy mala persona, contigo...

Nunca te he mentido, lo que ocurre es que el volumen de mi orgullo es igual de grande que el de tu vanidad y nunca regalaría el oido con mi amor incondicional a ti, mi iceberg personal.
Solo omití lo que hoy hace irme entre lágrimas.

Llevo pocos dias sin verte pero me acostumbraré a tu ausencia.
Me acostumbrare a dejar tu egoismo, lo que no entiendo y nunca entenderé
sabiendo todo lo que sé, como puedo irme tan taciturna.

Debería de dar gritos de felicidad... y no los doy

2 comentarios:

Espe dijo...

Me encanta! Es precioso.

PD: Me gustaria invitarte ami blog http://letraslibrosymas.blogspot.com/ yo ya te sigo ^^

Besos

Sofia dijo...

Es muy bonito, me gustaria invitarte a mi blog: http://sopa-de-letras-sophie.blogspot.com/

Seguidores